¿Aún no te has suscrito a nuestra newsletter?

Hazlo aquí y recibe información pensada especialmente para ti:

Suscríbete!
Ribera del Duero
Ribera del Duero

2ºC

Weather in Ribera

02 dic 2021

×

Error message

  • Notice: Undefined offset: 0 in include() (line 46 of /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--banner-inicio--block.tpl.php).
  • Notice: Undefined offset: 0 in include() (line 46 of /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--banner-inicio--block.tpl.php).
  • Notice: Undefined offset: 0 in include() (line 46 of /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--banner-inicio--block.tpl.php).
  • Notice: Undefined offset: 0 in include() (line 30 of /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--contenido-destacado-en-inicio--block.tpl.php).
  • Notice: Undefined offset: 0 in include() (line 31 of /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--contenido-destacado-en-inicio--block.tpl.php).

Blog

Cuento "Un solo deseo para Reyes" protagonizado por Fina, Barry y Toc

Cristina2

Desde Roa de Duero, Pilar Martín Bouzas nos hace este precioso regalo en forma de cuento para la noche de Reyes, con nuestras mascotas Fina y Barry como protagonistas, acompañados de un tierno pajarito, Toc, que pía a su antojo por la Ribera del Duero. Fantástica lectura para los peques en una noche como la de hoy, en la que la magia y la ilusión inunda nuestras casas. ¡Muchas gracias Pilar! 

Cuento "Un solo deseo para Reyes" por Pilar Martín Bouzas

El señor Roble, el árbol más sabio del campo, ha sido elegido para fabricar con su madera las barricas donde dormirá el vino durante mucho tiempo. Conoce tantas historias, que sus ramas siempre están llenas de aves para escucharlo. Seguro que van a echarle de menos, pero Roble está orgulloso de que lo hayan escogido, entre cientos de hermanos, para ocupar un lugar importante en la historia del vino.

Un pájaro que vive entre sus ramas, —de nombre Toc—, deberá buscar cobijo en otro lugar. Se posa en una cepa que muestra sus sarmientos casi desnudos; pues al ser invierno, sus hojas se han caído y solo cuelgan, como que fueran pendientes, pequeños racimitos de uvas que quedaron sin recoger en la vendimia, pues no habían madurado.

Comienza a volar sin rumbo, hasta que descubre una bodega en el centro de un viñedo. De la chimenea sale humo. Hace mucho frío. El pájaro se posa en una ventana y descubre en una sala apartada, un inmenso árbol de navidad sin ningún adorno. Una niña está sentada sobre un cojín. Está limpiando sus gastadas botas. Aún estando agujereadas por la punta, repasa una y otra vez con su cepillo, por el mismo sitio, hasta dejarlas brillantes. Las coloca al lado del árbol. Cuando termina coge una hoja de papel y recorta con la tijera muchos círculos que une con un hilo y lo va colgando en las ramas.

La escena enternece a Toc; aunque no entiende la alegría de la niña, pues no tiene luces, ni bolas, ni nada... Sobre la mesa también descansa escrita, sin enviar, la carta a los Reyes Magos.

Desde hace un rato, —Fina—, una hermosa figura que forma parte de una pintura colgada en la pared, compuesta por preciosas uvas con la forma de un racimo, le está observando. Baja del cuadro, se acerca a la ventana y dice:

—Algo tendremos que hacer, ¿no te parece? ¡La niña no puede quedarse sin regalos! ¡Los Reyes vienen esta noche y no tienen la carta!

—No se me ocurre como solucionarlo, —dice Toc— ¡Si al menos estuviera el señor Roble...!

— ¡Por casualidad no te referirás a Barry! Hace un tiempo que vive con nosotros en la parte de abajo de la bodega. Es una barrica hecha con madera de roble donde descansa el jugo de mis uvas, cuando pasan del estado sólido al líquido. Cuando todos se van, suelo bajar a escuchar sus historias por la noche. ¡Vayamos a decírselo!

Bajan despacio. Toc lleva prendido de su pico a Fina, quién le guía por los largos pasillos.

A Toc le cuesta reconocer a su amigo con ese aspecto de barrilete, pero su voz es inconfundible. Fina cuenta a Barry el problema que tienen en el piso de arriba. Tras varios minutos de discusiones, trazan un plan:

—Pronto anochecerá. Sin que nadie le vea, Toc que lleve en su pico a los pajes reales la carta y asunto arreglado —dice Fina.

—Olvidas, querida amiga, que Toc no es un pájaro nocturno. No puede volar por la noche —dice Barry.

—Pues yo tardaré mucho en llegar, pues mis pasos son cortos y lentos —comenta Fina.

—Está bien, iré yo —Dice Barry—. Me deslizaré por la pendiente y comenzaré a rodar tan rápido como pueda. Eso sí, ¡tendréis que empujarme!

Toc y Fina, haciendo un terrible esfuerzo, lanzaron por la pendiente a Barry. En un abrir y cerrar de ojos, le perdieron de vista.

Fina salió con Toc y recogieron varios racimitos de uvas que fueron colgando en el árbol. Las arañas tejieron una maravillosa tela que pusieron encima. Las chispas que salían del fuego encendido en la chimenea, iluminaron la habitación. La estampa era preciosa. Barry llegó resoplando... ¡Una cosa era bajar la cuesta rondando, pero subirla, con lo que había engordado...!

Todos se retiraron a descansar. Toc buscó un hueco al lado de la chimenea y Fina se acomodó en el cuadro de la pared. Barry llegó al sótano. Cientos de barricas le esperaban y aplaudieron su hazaña. Muy contento comenzó a relatar la historia de la niña que limpiaba sus botas... Comenzó a bostezar. Estaba tan cansado que pronto se oyeron sus ronquidos.

Se ha hecho de día. La niña abre la puerta y descubre bajo el árbol, que donde antes había unas gastadas botas ahora ocupan su sitio, unas nuevas y relucientes. Sus ojos se llenan de lágrimas. ¡Se ha cumplido su deseo! ¡Nunca más se enfriarán sus pies!

Fina sonríe desde el cuadro de la pared y Toc sale por la ventana volando, para irse a otro lugar.

La niña se calza sus nuevas botas y baja al piso de abajo. Busca a Barry. Le abraza y deposita un suave beso en su tripa mientras susurra:

— ¡Gracias por ser mi Mensajero Real!


Pilar Martín Bouzas (Anguix, Burgos, 1968), —afincada en Roa de Duero—, de profesión Administrativa, escribe desde hace varios años y es autora de numerosos relatos de diversa índole temática. Destaca el segundo premio del “VI Certamen de escritura rápida” (Ávila, 2017) y el primer premio recibido en III Concurso de microrrelatos “¿Y tú, por qué lees?” (Roa de Duero-Burgos, 2016).

Varias de las obras, presentadas a concursos literarios, han sido seleccionadas para formar parte de sus libros de antologías. Aparte de sus relatos, escribe cuentos para niños y participa en lecturas colectivas en bibliotecas y colegios.

¡Muchas gracias Pilar! A nosotros también nos ha caído un regalazo con tu cuento...

Categorías: 

Add new comment

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.