Ribera del Duero
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

+ 34 947 10 72 54

info@riberate.com

4ºC

El tiempo en la Ribera

19 ene 2019

×

Mensaje de error

  • Notice: Undefined offset: 0 en include() (línea 46 de /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--banner-inicio--block.tpl.php).
  • Notice: Undefined offset: 0 en include() (línea 46 de /usr/home/rutadelvinoriberadelduero/www/sites/all/themes/rutadelvino2/templates/views-view-fields--banner-inicio--block.tpl.php).

Blog

Tras las Huellas de Don Rodrigo, El Cid Campeador: Destierro Parte II

Cristina2

 

El Camino del Cid es una ruta de más de 2.000 kilómetros que recorre a lo largo de once etapas las aventuras de don Rodrigo Díaz de Vivar durante el siglo XI, tiempo en el que cristianos y musulmanes combatían por el territorio de la Península Ibérica.

Seguimos en nuestra andadura tras las Huellas del Cid recorriendo las poblaciones que Don Rodrigo Díaz de Vivar cruzó en su destierro de Castilla. El Camino del Cid, ruta que recorre la vida del héroe castellano, coincide en su etapa del destierro con algunas de las poblaciones de la Ruta del Vino de Ribera del Duero. En estas entradas seguimos los puntos en los que se marida vino, leyenda e historia. Si te lo perdiste y no sabes de qué estamos hablando, no te pierdas la primera parte de nuestro blog: Tras las huellas de don Rodrigo, el cid Campeador: Parte I

Como ya anunciamos en la entrada anterior, este cruce de caminos arranca en Caleruega, todavía en la provincia de Burgos:

CALERUEGA

Cuna de Santo Domingo de Guzmán, fue ciudad amurallada de tres puertas que se agrupaba en torno al torreón de los Guzmanes, de los que hoy se conservan originales la Torre y el Arco de entrada. Cuenta la leyenda que en sus cuevas de San Jorge (la mayoría de ellas convertidas hoy en bodegas), se refugiaban los moros, a la espera de atacar al pueblo cada vez que tuvieran necesidad de alimento o recursos. Según esa misma leyenda, El Cid Campeador a su paso por Caleruega halló al pueblo atemorizado escondido en el Torreón de los Guzmanes y, por su condición de caballero, no pudo refrenar el impulso a la batalla, consiguiendo expulsar finalmente a los moros de Caleruega. Lo cierto es que a esta localidad burgalesa no le hacen falta las leyendas para llamar la atención, ya que su patrimonio habla por sí solo. Cabe destacar:

  • El Monasterio de Santo Domingo de Guzmán, de estilo románico (siglo XII) aunque con añadidos posteriores que solo suman interés al conjunto.
  • Iglesia Románica de San Sebastián.
  • El torreón de los Guzmanes.
  • Las bodegas medievales.

RECOMENDACIONES: tanto si vas de paso como si pretendes hacer en esta localidad una parada técnica, te recomendamos: Museo del Real Monasterio Santo Domingo, Paraje Natural de las Loberas, Hotel El Prado de la Merinas, Casa Rural del Venancio y la Casa Rural El Torreón I y II.

Veinte kilómetros más al sur llegamos, saltando algunos pueblos del Camino del Cid, al siguiente punto de unión entre ambas rutas: Peñaranda de Duero.

PEÑARANDA DE DUERO

Todavía en la provincia de Burgos y a unos 100 kilómetros de la capital burgalesa, hallamos esta localidad de algo más de 500 habitantes. Preside la población desde el alto de un cerro el Castillo de Peñaranda, cuya primera construcción data del siglo XI, con la misión de retener el avance de los árabes y facilitar su explosión de la Península Ibérica durante la Reconquista. Sigue el mismo diseño constructivo que el Castillo de Peñafiel (hoy Museo Provincial del Vino), y se trata de una construcción tan proporcionada que hace de él una de las mejores construcciones históricas de la provincia de Burgos. Forma parte del Conjunto Histórico Artístico de Peñaranda e, individualmente, está protegido como Patrimonio Histórico Español. Visitables de esta localidad son también el Museo de la Ex-Colegiata de Santa Ana (1540) y el Palacio de Avellaneda, que sufrió los expolios franceses durante su invasión y el posterior desinterés de sus propietarios, que lo llevó casi a la ruina, hasta que en 1950 comenzaron sus obras de restauración, haciendo de él un lugar digno de visita. La oficina de turismo de Peñaranda recoge las reservas para visitar el enclave. Además de ese Conjunto Histórico Artístico, se halla la farmacia en activo más antigua de España, declarada Bien de Interés Cultural en el año 2007.

Al dirigirnos hacia Brazacrota, y al pasarla, llegaremos a la siguiente parada: Alcoba de la Torre.

ALCOBA DE LA TORRE

Ya en la provincia de Soria, la historia de esta localidad está ligada a la ocupación árabe de la península y su posterior reconquista, pues fue lugar estratégico en la frontera del Duero, al situarse próxima a la calzada romana que unía Uxama (Osma) y Clunia (Coruña del Conde) en la provincia de Burgos. Cuentan algunas historias que “Almanzor” castigó a los vecinos de la Alcoba hacia el 985, por habérsele sublevado y que en el 989 lo destruyó casi por completo. Bien es cierto que, durante la reconquista, fue tomado y perdido repetidas veces con grandes tormentos por haber sido muchos años pueblo rayano a los musulmanes.

Patrimonio que encontraréis entre sus límites: la vía Romana o Camino de los Moros (de Clunia a Osma), Iglesia Parroquial de San Román, ermita de la soledad y los restos de la fortaleza: torreón de base cuadrada y parte de la muralla.

ALCUBILLA DE AVELLANEDA

Municipio de la provincia de Soria que cuenta con alrededor de 120 habitantes. Posee restos de la calzada romana que unía Clunia con Osma, hoy destruida en gran parte por los cultivos de la zona. Éste pudo haber sido el paso utilizado por los ejércitos musulmanes y cristianos, lo que pudo generar la despoblación total de forma intermitente en la villa.

En su término encontraremos el Palacio renacentista de los Condes de Miranda (o Palacio de Avellaneda) edificado en el primer tercio del siglo XVI, la Iglesia Parroquial de la Magdalena y la Ermita del Santo Cristo, ambas renacentistas también. Si visitas Alcubilla de Avellaneda en julio o septiembre, coincidirás con sus fiestas.

ZAYAS DE BÁSCONES

Se trata de un pequeño núcleo poblacional soriano, perteneciente al municipio de Alcubilla de Avellaneda, rodeado por un paisaje de encinas y cultivos con una gran actividad de caza, cruzado por una calzada romana.

Destaca la Iglesia, con un pórtico característico, más similar a un porche, flanqueado por vigas de madera decoradas.

ZAYAS DE TORRE

Unos cincuenta habitantes componen esta población soriana que alberga una iglesia románica del siglo XII, San Martín. ¡No olvides sellar tu salvoconducto a tu paso por Zayas de Torres!

VILLÁLVARO

Bordeado por el río Madre de Rejas, este municipio forma parte de San Esteban de Gormaz, también miembro de la Ruta del Vino de Ribera del Duero y del Camino del Cid. La abandonada Ermita de Las Lagunas mantiene parte de sus paredes, que le otorgan un aura de misterio.

MATANZA DE SORIA

Cuenta la leyenda que Almanzor (caudillo musulmán más temido de su tiempo y cuyo reguero de victorias sirvió para frenar el avance de los reinos cristianos que empezaban a emerger tras el estrepitoso derrumbe de la Monarquía Visigoda), en su camino de vuelta de la batalla de Calatañazor, donde resultó derrotado, y a su paso por la campa en la que hoy se encuentra el pueblo de Matanza de Soria, fueron asaltados por un grupo de cristianos que estaba esperándoles. La batalla fue sangrienta, y cuentan que los heridos de aquella ofensiva construyeron en el mismo lugar el pueblo que hoy conocemos.

Su iglesia románica de San Juan Bautista, se halla elevada sobre un promontorio, cercano a la ruinas de una construcción que en su día estuvo destinada a fines vitivinícolas. La primera semana de septiembre celebran sus fiestas de la Virgen de la Guía, ¡no te las pierdas!

 

Sigue teniendo tu SALVOCONDUCTO a mano porque en nuestra siguiente y última entrada finalizamos los primeros pasos de este Camino del Cid.

¡Te esperamos!

 

Añadir nuevo comentario